El coworking gana adeptos tras el covid-19 para minimizar costes

La epidemia del coronavirus ha provocado una crisis sanitaria, pero también económica y un cambio de pensamiento. Hasta ahora, las empresas tradicionales apostaban por tener su propia oficina o local comercial, pero ahora el flex gana atractivo.

Esta modalidad tiene ventajas como el abaratamiento de los gastos fijos, y un contrato de arrendamiento que suele ser mensual, frente al anual en el caso de alquilar una oficina o local comercial.

De este modo, al apostar por los espacios de trabajo flexible, las empresas minimizan riesgos y pueden tomar decisiones con mayor rapidez, ya que al ser contratos mensuales pueden rescindirlo a las pocas semanas, en caso de una situación extraordinaria.

Llegeix més »
Font: Mercados y Estilos de Vida (Merca2.es)

Go top